DobleNucleo.com » Sociedad » Definición de discípulo de Cristo

Definición de discípulo de Cristo

Categoría: Articulo articulo

Sociedad

301 HITS ENVIADOS Martes, 19 de Junio de 2012

 Un discípulo es aquel que se pone a disposición de un Maestro para aprender a vivir de acuerdo a los principios que él le enseña. Por ello se dice que los discípulos de Cristo no son los que promulgan los Evangelios con palabras, o aprendieron el catecismo al pie de la letra y son capaces de repetir estrofas enteras de memoria.

  Cristiano o seguidor de Jesús de Nazaret sólo son aquellos que adoran el Espíritu y encarnan las enseñanzas de ese Iniciado. Buda, Mahavira, Mahoma, Krishna, Rama.. Muchos son los que siguen las proclamas de libros que narran las vidas de hombres que murieron hace siglos, más pocos son los que buscan el ideal en el presente, en sí mismos, o en otra persona viva en quien puedan confiar plenamente.

 A diferencia de los manuscritos antiguos un hombre o mujer es capaz de corregirte, lo cual supone un impulso para salir del error, pero al mismo tiempo un agravio para aquel incapaz de adaptarse.

 No hubiera sido mejor escuchar al árbol y sentir sus mensajes? Qué sentido tiene talarlo para fabricar con su cuerpo hojas, y escribir letras muertas?

Si pretendes seguir un nuevo camino es el momento de hacerte las preguntas pertinentes y asegurarte de que dicha senda tiene corazón. Por ello no debes ponerte a disposición de un Maestro a la ligera, ya que te propones dejar la seguridad de lo conocido, para entrar en un mundo lleno de misterios donde no eres nadie y partes de cero. Tampoco hacer caso omiso a la oportunidad, pues hay situaciones que no se repiten dos veces en la vida.

 Es hoy el momento de dar un salto mortal que rompa las rutinas cansinas del pensamiento? Qué idea gloriosa elevará ahora tu ánimo y lo mantendrá encendido como si de ello dependiera tu vida? Él te llamó, ante su presencia con un gesto derribó la inercia, y solícito te invitó a considerar a qué dedicas el breve tiempo de que dispones. Si has de seguir sus indicaciones los preciosos minutos de cada día ya nunca serán un pantano de aguas estancadas. Serán las claras corrientes que descienden la montaña, mientras tú surcas infatigable el camino de subida a la cima, desprendiéndote de cada acto. Te decides, y ya no hay marcha atrás. Contento por tu decisión abres los brazos saludando a las piedras del camino, al viento, a la lluvia, a la luz del sol que lentamente desciende en la tarde. Apuntalando los pasos y las sonrisas continúas el ascenso mientras te sientes contento. Que maravilloso día hoy! Cuanta belleza a mi alrededor.


Compartir:

Enviado por Matias

Tags: cristo, jesus de nazaret, discipulos de cristo, religion

VOTAR ARTICULO
0 votos recibidos

Recomendar artículo a un amigo/a

Realizar un comentario 0

Dejar un nuevo comentario

 

Estadisticas

  • 16 Usuarios Online
  • 9020 Artículos
  • 13 Artículos en espera
  • 27 Categorías

Publicidad


Compra y venta